Como en un libro abierto
leo de tus pupilas en el fondo. l%C3%A1grima.jpg
¿A qué fingir el labio
risas que se desmienten con los ojos?

¡Llora! No te avergüences
de confesar que me quisiste un poco.
¡Llora! Nadie nos mira.
Ya ves; yo soy un hombre... y también lloro.










Esta rima está escrita por Gustavo Adolfo Béquer, es la Rima XLIV.
Podríamos decir que el tema principal de la rima es el hecho de ocultar la tristeza, la emocion... que causan que una persona llore. Béquer, con esta rima, puede que pretenda decirnos que no es malo llorar, que él es un hombre, y también llora.
Este pequeño poema se divide en dos estrofas. En la primera el poeta explica que es imposible fingir estar contento cuando uno está a punto de llorar; en la segunda estrofa se podría decir que el poeta anima a llorar cuando uno lo crea necesario, tal vez con el fin de desahogarse.
En cuanto a las figuras retóricas, encontramos:
Comparación: Como en un libro abierto leo de tus pupilas en el fondo.
Paralelismo: ¡Llora! no te avergüences [...] ¡Llora! nadie nos mira.
Pregunta retórica e hipérbaton: ¿A qué fingir el labio risas que se desmienten con los ojos?
Dentro de la rima, tenemos unos versos heptasílabos (impares) y endecasílabos (pares) sin rima.
Finalmente, acabaré concluyendo que he escogido este poema por la emoción que quiere transmitir el poeta a la hora de llorar, que es una expresión de los sentimientos, al igual que la poesía, es así como yo he interpretado el mensaje del poema.