Rima XLVI:
external image moz-screenshot-1.jpg
Me ha herido recatándose en las sombras,external image moz-screenshot.jpg
sellando con un beso su traición.cor.jpg
Los brazos me echó al cuello y por la espalda
partióme a sangre fría el corazón.

Y ella prosigue alegre su camino,
feliz, risueña, impávida. ¿Y por qué?
Porque no brota sangre de la herida.
Porque el muerto está en pie.











Esta poesía es la rima XLVI llamada “Me ha herido recatándose en las sombras”, de Gustavo Adolfo Bécquer.
Esta rima es doliente e íntima, ya que Bécquer mediante su poesía transmite sus más profundas penas amorosas. El desengaño de la vida misma.
El tema que transmite el poeta son las heridas amorosas, el profundo dolor sentimental.
En la primera parte, los cuatro primeros versos, el poeta nos explica que su amada lo traicionó y de la forma más fría posible le partió el corazón. La expresión: Los brazos me echó al cuello y por la espalda, damos a entender que le ha clavado un puñal que le ha atravesado el corazón y le ha producido una herida.
En la segunda parte, los cuatro últimos versos, la amada sigue su camino feliz, él se pregunta “por qué”, ella no muestra signos de dolor y en cambio, él tiene una profunda herida sentimental, que le hace sentirse muerto por dentro aunque por fuera aparentemente sigue vivo. Esta herida es un vacío interior, no una herida en la cual hay sangre.
Está formada por ocho versos; dos cuartetos. Los siete primeros versos son endecasílabos y el último, heptasílabo. Tienen rima libre excepto el segundo y el cuarto versos, que son de rima consonante.